PIDEN EN LAS JUNTAS GENERALES DE BIZKAIA LA ABOLICIÓN DE LA PROSTITUCIÓN Y LA ELIMINACIÓN DE ORDENANZAS QUE REGULEN ESTA PRÁCTICA DE “VIOLENCIA MACHISTA EXTREMA” CONTRA LAS MUJERES

  • La Comisión de Peticiones y Relaciones con la Ciudadanía de las Juntas Generales ha escuchado hoy las demandas de representantes  de diversos colectivos feministas como Andereak, Lanbroa, el partido Feministas al Congreso, y EHFAK, coordinadora de grupos feministas abolicionistas de la prostitución en Euskadi. 
     
  • Piden un diagnóstico “fiable” de la situación de la prostitución en el territorio para aplicar después medidas integrales de mejora de la situación de las mujeres.

 

(Bilbao, a 28 de octubre de 2022). La Comisión de Peticiones y Relaciones con la Ciudadanía de las Juntas Generales de Bizkaia ha recibido hoy la visita de diferentes colectivos feministas como Andereak, Lanbroa, el partido Feministas al Congreso, y EHFAK, coordinadora de grupos feministas abolicionistas de la prostitución en Euskadi. Además, la sesión ha contado también con el testimonio de una “superviviente del sistema prostitucional”, voces que han intentado convencer a los grupos junteros de la necesidad de abolir la prostitución y penalizar esta práctica, huyendo así de la otra corriente que aboga por su regulación. 

La prostitución y la pornografía como “pedagogía de la propia prostitución”, son, en opinión de las tres mujeres que han comparecido, Begoña Ferro, Miren Nieves y Sarah Berlori, una de las formas de violencia y de vulneración de los derechos humanos “más extremos” que existen hoy en día en la sociedad. Por ello, han pedido a las cinco formaciones políticas con representación en las Juntas Generales un esfuerzo para impulsar la eliminación de esta práctica y derogar cualquier normativa que apueste por su regularización, como el Reglamento de desarrollo de la Ley de espectáculos públicos y actividades recreativas, o la ordenanza municipal del Ayuntamiento de Bilbao en la que se regula la prostitución como una actividad comercial.

Las comparecientes han criticado a quienes presentan la prostitución como “una realidad laboral para las mujeres”, sin tener en cuenta la línea de continuidad que existe “entre prostitución, explotación sexual y trata de personas”. Para Begoña Ferro, es una forma de “aceptar el orden social patriarcal, sin ni siquiera cuestionarlo y reproduciendo sus valores más misóginos.” Asimismo coinciden en ver la prostitución como “una fuente de ingresos ilimitada que proporciona grandes beneficios y pocos gastos a las economías criminales, pero también a otros sectores legales”. Dentro de estos beneficiarios, Ferro ha incluido a medios de comunicación, agencias de viajes, industria de la estética y a los propios gobiernos.

Parándose en las cifras, el factor de la necesidad económica está detrás del “95%” de los casos, según ha señalado Ferro, atendiendo a diferentes estudios. Actualmente, las redes sociales y las plataformas están contribuyendo a la expansión “de esta forma de explotación del cuerpo de las mujeres”. Otro de las factores de cambio tiene que ver con el lugar en donde se desarrolla la prostitución. Las entidades que estudian este fenómeno constatan un descenso de mujeres en los locales de alterne y un aumento en los pisos. 

 

SITUACIÓN DE BIZKAIA

En el caso de Bizkaia, el panorama coincide con estas estimaciones generales, que en la mayoría de casos “se quedan cortas”, por eso han pedido a las instituciones un “buen diagnóstico” para poder elaborar políticas públicas abolicionistas. En nuestro territorio, se han localizado unas 29 agencias en internet y la Ertzaintza ha contabilizado “79 pisos sólo en Bilbao”. Además en Bizkaia, y según Ferro, es “donde se encuentra el mayor numero de mujeres en todas las modalidades o contextos de prostitución, muy por encima del resto de las provincias.”

En lo que coinciden los estudios y las fuerzas de seguridad es que en Bizkaia como en el resto de la Comunidad Autónoma de Euskadi el “90%” de las personas en situación de prostitución son mujeres extranjeras. Como en otros lugares, existe una alta movilidad de las mujeres a través de un sistema de organización en pisos-burdel y clubes llamado “plaza” en la que cada mujer pasa 21 días en un local para posteriormente cambiar a otro normalmente en otra ciudad “que se utiliza sobre todo para que las mujeres no creen vínculos entre ellas y para cumplir la expectativa de la novedad y variedad”, ha explicado Ferro.

 

TESTIMONIO DE SARAH BERLORI

Sarah Berlori –nombre ficticio- es una activista feminista que ha estudiado el origen y el alcance de la prostitución. En su caso, fue la necesidad económica la que le hizo terminar inmersa en las redes del sistema prostitucional.

Desde su experiencia ha contado que “todas las relaciones fueron consentidas, pero no deseadas” y cuando “eres sometida a prácticas sexuales que no deseas, éstas resultan repugnantes, dolorosas y violentas”. Berlori ha contado que no consiguió “nada bueno” de la prostitución. “Salí igual de pobre, con el mismo abandono institucional, con mi sexualidad hecha trizas y con una buena dosis de estrés postraumático”. En los 10 años que estuvo ejerciendo la prostitución lo “único” que vio fue “miseria, desesperación y violencia sexual”.

Le parece “increíble” que haya colectivos que pongan el foco en los supuestos derechos de las mujeres. La libertad individual, según ella, “no puede estar por encima de los derechos de todas las víctimas que deja este negocio criminal.”

 

PETICIONES

Diversas organizaciones feministas de todo el Estado, han participado en la elaboración e impulso de la propuesta de Ley Abolicionista, promovida por la Plataforma Estatal de Organizaciones de Mujeres por la Abolición de la Prostitución, para concienciar de que la prostitución “es una de las formas más extremas de violencia contra las mujeres, siendo imprescindible llevar a cabo reformas legales y desarrollar políticas públicas, que modifiquen las prácticas existentes y que encaren la prostitución como violencia machista”, ha explicado, por último, Miren Nieves.

Entre los objetivos de esta propuesta legislativa se incluyen, entre otras, el derecho de las mujeres prostituidas a ser atendidas de forma integral; el desmantelamiento de la industria de la explotación sexual, a través de la penalización de todas las formas de proxenetismo; medidas administrativas y penales contra el “putero”; y realizar un diagnóstico de la realidad del sistema prostitucional en el Territorio Histórico de Bizkaia para elaborar, a posteriori, un plan de actuación específico abolicionista de la prostitución y la pornografía priorizando la atención de las víctimas y facilitando su salida.