Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha16/09/2021

Bilbao

EL PROYECTO DE NORMA FORAL DE CARRETERAS DE BIZKAIA QUE GUIARÁ LA POLÍTICA VIARIA DE ESTA DÉCADA, PASA SIN CAMBIOS EL TRÁMITE POR COMISIÓN

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
  • El texto supone una revisión de “especial trascendencia” de la Norma Foral aprobada en 1999 y de su modificación posterior en 2011, al incorporar el concepto de movilidad sostenible y el tratamiento integrado de las infraestructuras.

  • La comisión de Infraestructuras y Desarrollo Territorial de las Juntas Generales rechaza las 49 enmiendas (una a la Totalidad) presentadas por el grupo Mixto-PP Bizkaia, único grupo juntero que registró cambios al texto presentado por la Diputación.

  • Nacionalistas Vascos, Socialistas Vascos y EH Bildu apoyan una proposición no de norma para que se busque el “máximo consenso político” y la participación del sector del transporte y de agentes sociales, en el diseño del modelo de pago para vehículos pesados, cuya tramitación tendrá su propia vía.

(Bilbao, a 16 de septiembre de 2021). El proyecto de Norma Foral de Carreteras de Bizkaia ha pasado hoy el penúltimo trámite en las Juntas Generales antes de que se apruebe definitivamente en pleno. La Cámara vizcaína, gracias a la mayoría que suman los grupos junteros Nacionalistas Vascos y Socialistas vascos, ha dado el visto bueno a los 67 artículos del texto presentado por la Diputación. Hoy los grupos que sustentan al Gobierno foral han rechazado en la comisión de Infraestructuras y Desarrollo Territorial todas las enmiendas presentadas por el grupo Mixto-PP Bizkaia, única formación que ha acudido con correcciones al documento que fue aprobado el 22 de junio en el Consejo de Gobierno.

El texto normativo aborda fundamentalmente aspectos relacionados con la planificación y la explotación de las carreteras. Por lo que respecta a la planificación de la red viaria vizcaína, el texto ofrece una nueva jerarquización de las carreteras e introduce aspectos de financiación de las mismas que ya están incorporados, ya sea vía presupuestos o vía usuarios (peajes). Asimismo, la norma se adapta, según avanzó la Diputación, a las directrices y criterios generales para la elaboración del PTS de Carreteras de Bizkaia aprobado por otra Comisión de Desarrollo Económico y Territorial de las Juntas Generales, el 11 de enero de 2019. Y, por último, el proyecto normativo incorpora también los nuevos tipos de obras ejecutados en los últimos años, los nuevos tipos de carretera, las nuevas tecnologías de previsible desarrollo futuro y las nuevas sensibilidades de carácter medioambiental y social.

En cuanto a la explotación, el proyecto de norma actualiza los aspectos relacionados con las limitaciones, autorizaciones, tramos urbanos y travesías, trasferencias de titularidad a los municipios y responsabilidad derivada de daños a la carretera y afección al servicio. Este apartado está relacionado con la prestación de un servicio al público para favorecer una accesibilidad sostenible.

PEAJES

Los grupos junteros han expresado sus puntos de vista sobre el proyecto de norma en el debate conjunto de las distintas enmiendas presentadas por el Grupo Mixto PP Bizkaia, la única formación que ha registrado cambios. Entre las 49 enmiendas presentadas por este grupo se encontraba una enmienda a la Totalidad que, según su apoderado Eduardo Andrade, trata de poner freno a esta norma que incluye, según él, “la implantación de peajes como forma de financiación de las carreteras de Bizkaia”. Un asunto que se incorpora como novedad, según él, en la redacción del artículo 26, alineándose así con el Gobierno central para establecer un sistema de pago en todas las autovías. El grupo Mixto ha planteado la retirada de este artículo ya que creen que “no se puede tolerar que se pague dos veces” por unas carreteras que “ya están pagadas”.

La enmienda a la Totalidad del grupo Mixto no ha recibido ningún apoyo parlamentario. Se ha rechazado con el voto contrario de Nacionalistas Vascos y Socialistas Vascos, y la abstención de Elkarrekin Bizkaia y EH Bildu. El rechazo ha sido completo entre los grupos en la enmienda para suprimir el artículo 26 que hacía referencia a los peajes. La oposición se ha puesto de acuerdo, sin embargo, en que se refuerce la transparencia y la participación de los agentes que puedan verse afectados por una norma de “gran importancia”, contemplándose incluso una extensión del periodo de alegaciones de la ciudadanía, según proponía Elkarrekin Bizkaia. La jeltzale Irene Edesa ha recordado que las instituciones establecen ya vías de participación.

Tanto Elkarrekin Bizkaia como EH Bildu, que no han enmendado el texto, han expresado su rechazo a eliminar el sistema de peajes de las carreteras. La formación morada, a través de su representante Eva María Cabornero, ha pedido que el sistema de pago sea “más proporcional y justo” y que se busque “un acuerdo social y político”, incluso mostrándose partidaria de aplicar tarifas más elevadas a aquellos vehículos “que más contaminen”. Los peajes tienen una “utilidad”, pero esta “no debe ser recaudatoria”, ha añadido después su compañero Emilio Lobato.

Para Nacionalistas Vascos la norma foral tiene “especial transcendencia” y no cambia la política de peajes con respecto a la norma aprobada en 2011. “No regula los peajes, sino la planificación, proyección, modificación, construcción, conservación, financiación, uso y explotación de las carreteras de Bizkaia”, ha respondido Edesa, quien ha criticado al PP por “confundir el debate” y por fomentar un sistema que “no es sostenible”.

La crítica a la propuesta de los populares de eliminar los peajes ha llegado también desde las filas socialistas. Es un planteamiento “oportunista”, que contrasta con la intención del Gobierno de Rajoy, que ya abogó por el pago por uso de las carreteras, según le ha recordado Víctor Trimiño.

VEHÍCULOS PESADOS EN EL TXORIERRI

La norma foral de carreteras debatida hoy no dará soporte al nuevo modelo de gestión basado en la implantación del pago por uso para los vehículos pesados, algo que lleva “otra tramitación” según Edesa. Nacionalistas Vascos y Socialistas Vascos han querido dejar clara su postura con la presentación de una proposición no de norma. A través de ella, la Cámara vizcaína insta a la Diputación, a que implante este modelo “de manera progresiva”, buscando “el máximo consenso político y la colaboración del sector del transporte por carretera”, de tal manera que permita, “tanto dar respuesta al mandato de las Juntas Generales de Bizkaia de enero de 2019 como solucionar las disfunciones actuales del tráfico de vehículos pesados, en los ejes norte-sur (N-240 Arratia y BI-625 Aiala-Nerbioi) y este-oeste (N-636 Kanpazar y N-637 Txorierri) de Bizkaia.”.

Los grupos proponentes han aceptado una enmienda de adición de EH Bildu para que el nuevo modelo incluya “unas tarifas más acordes a la nueva situación”, debido a que “se incrementarán los puntos de pago”, ha advertido su apoderado Raúl Méndez. La coalición abertzale ha logrado introducir en el texto final, que ha obtenido el rechazo del grupo Mixto-PPB y la abstención de Elkarrekin Bizkaia, a que participen también en el debate los “colectivos sociales”.

Por otro lado, la coalición abertzale, a través de una proposición no de norma, ha traído a la Cámara las demandas de Lezama Bizirik para que la Diputación emitiera un informe con el propósito de reducir la limitación de velocidad en el corredor del Txorierri y buscar una solución para lograr un mayor equilibrio en el tráfico de vehículos pesados en las vías de gran capacidad. En esta ocasión, ka iniciativa ha sido rechazada por jeltzales, socialistas y populares. “No es necesaria en este nuevo contexto”, ha dicho Edesa, puesto que el planteamiento de la Diputación anunciado en Juntas el 14 de junio, es general y, de por sí, tendrá efectos “muy positivos” en esta vía y en otras de Bizkaia.

FRONTÓN DE BIZKAIA E INUNDACIONES EN ASUA

En la sesión se han tratado otros asuntos ligados a materias competenciales del departamento de Infraestructuras y Desarrollo Territorial. Así, Elkarrekin Bizkaia ha pedido una valoración económica general del Frontón Bizkaia. Sin entrar en cifras, el responsable de esta área, Imanol Pradales, ha dicho que el balance es “muy positivo”. Esta infraestructura es un “pilar” del deporte del territorio gracias a un modelo “singular” que incorpora otros servicios, además de los ligados al deporte. La apoderada de la formación morada Eva María Cabornero ha dicho que a su formación, sin embargo, “no le salen las cuentas” ya que, en 2019, Azpiegiturak ingresó “158.917 euros” por taquilla, cuando “solo” en la final del manomanista de ese año la recaudación alcanzó los “244.000 euros”. Pradales le ha invitado “a leerse el contrato”, ya que la sociedad foral recibe solo un porcentaje de los ingresos.

Asimismo, EH Bildu ha pedido al diputado información sobre el proyecto ideado por su departamento de cara a evitar inundaciones en la BI-735 en Asua (Erandio). La Diputación ha recibido el “beneplácito” del Ayuntamiento de Erandio para elevar “un metro” la rasante de la carretera en un tramo de “500 metros” cerca del río Asua. Pradales ha confirmado que, en estos momentos, se está redactando un plan de construcción para buscar una alternativa a los accesos del centro comercial Makro, terrenos que se verán más afectados por un corte de carretera que será necesario llevar a cabo para levantar el vial. Esperan licitar la obra “en un año” con un presupuesto de “750.000 euros”.