Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha02/10/2020

Gernika

LAS CINCO BOCINAS VUELVEN A SONAR EN LA CASA DE JUNTAS DE GERNIKA SEIS SIGLOS DESPUÉS

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.

· Las Juntas Generales de Bizkaia realizan un acto simbólico que rememora el tañir de cinco bocinas en la Casa de Juntas de Gernika, tal y como está documentado se hacía en el siglo XIV antes de cada reunión de los representantes del Señorío de Bizkaia.

· El acto celebrado hoy junto al Árbol de Gernika sustituye al Día de los Montes Bocineros que iba a tener lugar mañana en la cumbre del Gorbeia y que ha quedado suspendido por la pandemia.

(Gernika, a 2 de octubre de 2020). “En la Junta de Garnica, seyendo juntado cavalleros e escuderos / e fijosdalgo de Vizcaya, llamados a Junta General, e tannidas las cino vozinas.” Recogido en un cuaderno de Juan Núñez de Lara de 1342, esta primera cita sobre la tradición de los bocineros, se ha tomado como referencia para hacer hoy una llamada a Juntas con el tañir de cinco cuernos, uno por cada comarca histórica de la Bizkaia nuclear. Las Juntas Generales de Bizkaia han llevado a cabo este acto simbólico como sustituto de la jornada que iba a celebrarse mañana en la cima del Gorbeia por el Día de los Montes Bocineros, una tradición contemporánea que ha tenido que suspenderse a causa del coronavirus.

El acto ha sido presidido por la presidenta de las Juntas Generales de Bizkaia, Ana Otadui, quien ha estado acompañada del historiador Javier Barrio y de cinco bocineros/as con edades comprendidas entre los 20 y los 70 años (José Antonio Alaña, Vicky Hurtado, Juan Miguel Luque, Oier Ibáñez e Maialen Azkue)), que han hecho sonar sus cuernos a las 12:00 horas junto al Árbol de Gernika. “Desde aquí, desde la Casa de Juntas de Gernika queremos realizar la llamada tal y como se recoge en la documentación medieval que conocemos hoy en día, el tañido de cinco bocinas en Gernika antes del inicio de la gran Junta General”, ha recordado Otadui.

La presidenta de la Cámara vizcaína ha recordado que Bizkaia recuperó esta tradición en el año 2004 para que “no cayera en el olvido”, pero en lugar de localizarla en Gernika, se trasladó cada año a uno de los cinco montes bocineros (Gorbeia, Ganekogorta, Oiz, Sollube y Kolitza) tal y como reinterpretó en el siglo XIX el poeta, historiador y cronista de Bizkaia Antonio de Trueba, se hacía en el pasado para anunciar a los vizcaínos y vizcaínas de que iba a celebrarse una Junta general en la villa foral. Según historiadores contemporáneos, el acto en el monte es una “adecuación de la tradición a nuestros tiempos” y un intento por “defender nuestras costumbres e instituciones más arraigadas, como son las Juntas Generales de Bizkaia”, ha recordado Otadui.

Los orígenes de esta tradición y su evolución a través de los siglos se puede ver en la última publicación que Juntas Generales de Bizkaia y el Museo de Las Encartaciones han realizado junto con la exposición “Antonio de Trueba (1819-1889). Cronista de Bizkaia” que se expone actualmente en el Museo encartado. El trabajo de investigación “El tañido de las cinco bocinas. Símbolo de Bizkaia” cuyo coautor es Javier Barrio, presente en el acto, descubre que fue Antonio de Trueba quien “reinterpretó” este acto “en un momento en el que los Fueros estaban siendo atacados constantemente”, ha señalado el director del Museo de Las Encartaciones. Para él, el tañido de aquellas cinco bocinas “simbolizaba el pacto firmado entre el Señor de Bizkaia y los vizcaínas y vizcaínos, que permitía que estos siguiesen gobernándose libremente por sus propias leyes”.

Tanto él como otros autores, consultaron fuentes medievales, de época moderna y recuperaron diversas tradiciones vizcaínas que trataban sobre los orígenes del Señorío. “De aquí nació la creencia de que aquellas bocinas se tañían en cinco puntos altos, siendo Antonio de Trueba el primero que mencionó los cinco montes que hoy conocemos.” A partir de aquí esta creencia de llamada a las Juntas desde el Gorbeia, Ganekogorta, Oiz, Sollube y Kolitza, se instala en la historiografía vasca y en el imaginario popular perdurando hasta nuestros días.

Desde el año 2004 la subida a los montes bocineros es una jornada festiva donde “continuamos festejando esta creencia relacionada con los Fueros Vascos; una creencia que no hemos querido que caiga en el olvido tampoco este año de pandemia” ha destacado Otadui.

Galería de imágenes

Galería de vídeos

VideoVideo

Entendido