LAS JUNTAS GENERALES DE BIZKAIA RECHAZAN UNA “PROPUESTA DE OPOSICIÓN” DE EH BILDU AL CONTENIDO DEL CONVENIO DEL GUGGENHEIM DE URDAIBAI

  • El convenio suscrito por la Diputación y el Gobierno central recoge una subvención de 40 millones de euros en los presupuestos del Ministerio de Transición Ecológica para desarrollar actuaciones “medioambientales” en la zona.
     
  • La Diputación ofrece en la comisión de Infraestructuras un cronograma estimativo de ejecución de las dos fases de la Variante Oeste de Ermua.


(Bilbao, a 13 de noviembre de 2023). El Parlamento de Bizkaia ha rechazado hoy, en la comisión de Infraestructuras y Desarrollo Territorial, una “propuesta de oposición” de EH Bildu al convenio suscrito entre el Gobierno central y la Diputación foral para desarrollar diversas actuaciones medioambientales en Urdaibai que vendrían a facilitar la ejecución de la ampliación discontinua del Museo Guggenheim. La iniciativa ha sido rechazada con los votos en contra de Nacionalistas Vascos y Socialistas Vascos que suman mayoría en la Cámara vizcaína. La coalición abertzale ha recibido el apoyo del grupo Mixto-Elkarrekin Bizkaia, mientras que el grupo Popular Vizcaíno se ha abstenido. 

EH Bildu ha presentado esta propuesta porque era la “única opción” que le quedaba para traer un debate sobre el convenio que aún no se había producido en las Juntas Generales, ha justificado su apoderada Idoia Buruaga. La coalición abertzale ha criticado las “formas” para aprobar dicho convenio, que incluye un proyecto que “no se ajusta a las necesidades de la comarca”. Hay una “falta absoluta” de información sobre lo que rodea al Guggenheim de Urdaibai y por eso han pedido que dicho convenio “se deje sobre la mesa” para que “se debata y estudie en profundidad” con todos los informes jurídicos y técnicos correspondientes. Tras el rechazo a la iniciativa, Buruaga ha pedido “un informe jurídico por escrito” al entender que el procedimiento y la ratificación del convenio “no se ha hecho bien” en la Cámara.

Para los dos grupos que sustentan al Gobierno foral no hay razones para oponerse a un texto que ya fue firmado por la Diputación foral de Bizkaia y el Gobierno central, y por el que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico se comprometió a transferir, en base a los Presupuestos Generales del Estado de este año, 40 millones de euros para ejecutar diferentes labores relaciones con la ampliación discontinua del Museo Guggenheim en Urdaibai.

En el convenio firmado entre las dos instituciones se detalla que el plazo para la ejecución de los trabajos será de 6 años desde la firma del mismo. La introducción de una subvención se justifica en que se establecen “medidas medioambientales” y un plazo amplio de vigencia para que se desarrolle el proceso de debate. Para el socialista José Alberto Álvarez Castrejón es “llamativo” que “se ponga en sospecha” que ambas instituciones vayan a tomar medidas que “pongan en peligro los ecosistemas”.

La jeltzale Irene Edesa ha insistido en el que el Ministerio solo apoyará actuaciones de carácter medioambiental. En cualquier caso, el proyecto recorre una fase previa de desarrollo y habrá tiempo para que instituciones, partidos políticos y ciudadanía puedan mostrar su opinión, aprovechando por ejemplo el desarrollo del Plan Territorial Parcial de Gernika-Markina que se está tramitando en estos momentos y en donde se abrirán consultas previas y procesos de participación ciudadana, algo que echaba en falta la coalición abertzale. “Oponerse al convenio es oponerse a medidas positivas y muy importantes para la comarca”, ha apuntado la juntera de Nacionalistas Vascos. 

En el convenio se establece la introducción de modelos de movilidad sostenible mediante la financiación de la construcción de nuevos carriles bici, estacionamientos de bicicletas y de nuevas sendas peatonales, entre otras instalaciones.  Asimismo, en el acuerdo se incluye subvencionar la descontaminación de suelos –más de 63.570 metros cuadrados-, la restauración del flujo natural de la Ría de Urdaibai, el acondicionamiento de las parcelas de Murueta y Dalia, zonas verdes y ajardinadas y actividades de integración paisajística y de renaturalización. 


VARIANTE OESTE DE ERMUA

Por otro lado, el diputado de Infraestructuras y Desarrollo Territorial, Imanol Pradales, ha acudido a la comisión a petición del grupo Popular Vizcaíno que le había pedido con urgencia explicar el cronograma “completo”, así como la financiación de las distintas actuaciones en las que se apoyará la ejecución de las dos fases de la variante Oeste de Ermua. 

En relación con la Fase 1 de Urtia, el responsable foral ha informado de que se han consumado ya 17 meses de los 32 previstos para culminar la redacción del proyecto constructivo. De momento, la obra, estimada en 18,7 millones de euros, podría comenzar “a finales del año 2025”, lo que daría pie a inaugurarla a “inicios de 2028”.

En cuanto a la fase 2 de Goitondo o Mallumendi, Pradales ha informado de que precisamente Interbiak finalizará “hoy” el plazo para que las empresas presenten ofertas al proyecto inicial. Tras la adjudicación, habrá un periodo de 36 meses para acometer la redacción del proyecto definitivo por lo que las obras no se iniciarían “hasta finales de 2027 o principios de 2028”. Se estima una inversión de 53,1 millones de euros, tras la cual se podría abrir esta última fase “después de verano de 2030”.

La oposición ha insistido en pedir que los plazos se acorten. Disposición a que se acorten “siempre que legalmente sea posible”, ha matizado Pradales, coincidiendo con una proposición no de norma que se aprobó en las Juntas Generales de Bizkaia el 31 de marzo de este año. En aquella ocasión, la ausencia del representante del PP imposibilitó que se aprobara una iniciativa que apostaba por acortar estos plazos, algo que ha sido recordado por el resto de grupos de la oposición y también por Socialistas Vascos, socio de Gobierno que apostaba entonces por culminar antes la solución viaria de Ermua.