LAS JUNTAS GENERALES DE BIZKAIA RECHAZAN LAS ENMIENDAS PRESENTADAS AL PROYECTO DE NORMA FORAL DE IMPLANTACIÓN DE BATUZ

  • Se mantiene de momento el calendario de implantación definitiva del sistema Batuz y los cuatro artículos del proyecto normativo tal y como se registraron en la Cámara vizcaína.
     
  • El proyecto normativo incorpora también los últimos acuerdos alcanzados en el seno de la UE relativos a la cooperación administrativa en el ámbito de la fiscalidad.


(Bilbao, a 14 de noviembre de 2023). El Parlamento de Bizkaia ha desestimado hoy 18 enmiendas que han presentado los grupos junteros de la oposición (solo EH Bildu y el grupo Mixto-Elkarrekin Bizkaia han presentado correcciones) para cambiar alguno de los artículos del Proyecto de Norma Foral que ordena la implantación progresiva y obligatoria del sistema Batuz y que presentó la Diputación en las Juntas Generales de Bizkaia el 5 de octubre. El dictamen que salga de la comisión de Hacienda y Finanzas celebrada este mediodía, tendrá que ser aprobado ahora por un pleno para que el proyecto de norma se haga realidad.

Este proyecto de norma, que incorpora también las últimas directivas europeas sobre cooperación entre administraciones tributarias para el intercambio de información y otros aspectos técnicos, contempla la flexibilización de los plazos de implantación obligatoria de Batuz entre todas las personas (físicas o jurídicas) que desarrollan actividades económicas. Se establecen cinco ventanas de adhesión obligatoria para que las y los contribuyentes dispongan de mayor tiempo de adaptación ante estos cambios. 

De este modo, según el calendario propuesto por la Hacienda Foral, el próximo uno de enero de 2024 únicamente estarán obligadas a incorporarse a Batuz las grandes empresas del territorio, y sociedades financieras, de seguros y patrimoniales. Entre mediados del próximo año y mediados de 2026, tendrán que ir ingresando microempresas, y pequeñas o medianas empresas, en diferentes ventanas en función de los diferentes sectores en los que operen. La última ventana se abrirá el 1 de enero de 2026 para que se integren entidades total y parcialmente exentas del Impuesto sobre Sociedades, entidades sin fines lucrativos, y contribuyentes dedicados a la agricultura, ganadería y pesca, y profesionales de la educación o de servicios culturales.

En base a este proyecto, la Hacienda Foral mantendrá hasta 2025 los incentivos fiscales a las personas que implanten o ya han implantado Batuz de manera voluntaria. Dispondrán con carácter general de una compensación del 10% en el IRPF o en el Impuesto sobre Sociedades. Junto al incentivo fiscal, se extiende a 2024 y 2025 la posibilidad de aplicar en la cuota de IRPF o Impuesto sobre Sociedades la deducción del 30% de los gastos derivados de la implantación de Batuz. 

La implantación de Batuz acarrea la obligación, por parte de todas las personas que desarrollan actividades económicas, de llevar la contabilidad de sus negocios en la sede electrónica de la Hacienda Foral, a través del Libro Registro de Operaciones Económicas. En este libro los contribuyentes informan a Hacienda de sus ventas (que facturan a través del sistema TicketBai) e ingresos, así como de las compras y gastos relacionados con su actividad. 

A través de un total de 10 enmiendas EH Bildu ha querido introducir algunos aspectos de la normativa en relación con los plazos, la progresividad de las compensaciones, la inclusión de entidades exentas (asociaciones sin fines lucrativos o contribuyentes con facturaciones bajas, y personas mayores de 60 años), la facilitación del software libre para comercio y hostelería o la organización de cursos de formación. Los dos grupos que apoyan al Gobierno foral han rechazado todas estas modificaciones.

En cuanto al grupo Mixto-Elkarrekin Bizkaia, esta formación ha solicitado a través de 8 enmiendas, entre otras cosas, establecer un servicio de apoyo y asesoramiento continuado para pequeñas empresas o contribuyentes; la exoneración de operar electrónicamente a entidades sin ánimo de lucro; añadir subvenciones, en lugar de bonificaciones, para adaptar los sistemas informáticos en pequeños negocios; o facilitar un borrador de liquidación o de autoliquidación sin que el contribuyente lo solicite. De nuevo, los grupos Nacionalistas Vascos y Socialistas Vascos han tumbado estos cambios.