EL TEJIDO ECONÓMICO DE BIZKAIA OFRECE “BASES SÓLIDAS” PARA GENERAR ACTIVIDAD, EMPLEO Y LOS RECURSOS NECESARIOS PARA SOSTENER LOS SERVICIOS PÚBLICOS, SEGÚN ETXANOBE

  • La Diputada General de Bizkaia, Elixabete Etxanobe, comparece en las Juntas Generales de Bizkaia para explicar el contenido de las últimas reuniones del Consejo Vasco de Finanzas y del Consejo Territorial de Finanzas de Bizkaia.

 

(Bilbao, a 3 de noviembre de 2023). La Diputación Foral de Bizkaia ha trasladado hoy en la Comisión Institucional, Buen Gobierno y Transparencia de las Juntas Generales de Bizkaia, el contenido de la reunión del Consejo Vasco de Finanzas (CVF) celebrado el 11 de octubre, en el que se estableció, entre otras cosas, la previsión de ingresos de las Administraciones vascas para este año y el próximo, y las aportaciones de cada territorio a los presupuestos de la Comunidad Autónoma Vasca. Tras exponer ante los grupos junteros las principales magnitudes salidas de esa reunión, la Diputada General de Bizkaia, Elixabete Etxanobe, ha asegurado que el tejido económico de Bizkaia ofrece “bases sólidas” para generar actividad, empleo y los recursos necesarios para sostener los servicios públicos del territorio.

En la reunión del CVF, en la que participó por primera vez la nueva mandataria de la Diputación de Bizkaia, se aprobaron las previsiones de liquidación de la recaudación por tributos concertados para el ejercicio 2023, que se elevarán hasta los 9.351,9 millones de euros. Para el cierre de año se ha previsto un crecimiento de la recaudación del 6,2% con respecto a la recaudación del 2022 que fue de 8.803,5 millones.

Además, Etxanobe ha informado de que se aprobaron también las previsiones de recaudación por tributos concertados para el año próximo, base para elaborar los presupuestos de Bizkaia que se tramitan en estos momentos en las Juntas Generales. En términos absolutos, se estima que las Diputaciones Forales recaudarán por tributos concertados 19.000 millones en 2024, un 5,1% más que el Presupuesto de 2023, de los que más de la mitad -9.829,5 millones- corresponden a Bizkaia. 

En estas cifras está contemplado el efecto que tendrá en la recaudación del año próximo la aplicación de medidas contra la inflación correspondientes a los ejercicios 2023, como la deducción extraordinaria de 200 euros o la deflactación del 2% el incremento del forfait para trabajadores autónomos que se aplicarán en la próxima campaña de IRPF. Asimismo, de cara a 2024, se tendrá en cuenta una deflactación del 2,5% que se aplicará en las retenciones de IRPF.

El Fondo General de Ajuste se distribuirá entre los Territorios Históricos de Álava y Gipuzkoa a los que provisionalmente les corresponden 32,5 millones y 133,7 millones, respectivamente. Y Bizkaia será el territorio que mayor aportación haga a los presupuestos del Gobierno vasco, pese a que disminuye su aportación un 0,05%, ya que el coeficiente horizontal aprobado bajará en 2024 hasta el 50,49%. 

La Diputada General ha aprovechado su comparecencia en las Juntas para dar cuenta también del contenido de la última reunión del Consejo Territorial de Finanzas de Bizkaia del 18 de octubre. De esa sesión se extrajo que los ayuntamientos recibirán 1.092,8 millones de euros en 2024, un incremento del 8,16% con respecto a la cantidad recibida durante este año. 

 

GRUPOS JUNTEROS 

Eneritz de Madariaga, portavoz del grupo Mixto-Elkarrekin Bizkaia, ha mostrado su preocupación por que las previsiones de recaudación que se manejan para el próximo año no implican cambios relevantes en materia fiscal. La anunciada reforma fiscal se va a quedar en “retoquitos o cambios no sustanciales”. Ha criticado también que las medidas fiscales implantadas este año “no han sido suficientes” para “contrarrestar” el alza de precios y sus efectos en la economía de las familias.

En la misma línea, Raquel González, portavoz del grupo Popular Vizcaíno, ha puesto el foco también en una reforma fiscal para 2024 aunque poniendo el acento en que sea “a la baja”, ya que hay, según ella, “un margen altísimo” para bajar impuestos, comenzando por la eliminación de los Impuestos de Patrimonio y Sucesiones. Ha criticado que en la Administración vasca “algo no se está haciendo bien” ya que, a mayor recaudación, tendría que haber mejores servicios públicos, y estos, en cambio, provocan huelgas y quejas ciudadanas. 

El grupo mayoritario de la oposición, EH Bildu, ha pedido que para próximos ejercicios esta comparecencia se produzca “antes”. El juntero Edriga Aranburu ha puesto el foco en el peso que tiene cada impuesto en la recaudación. La “mayor parte recae en la clase trabajadora” por el aumento del IVA y del IRPF. El cierre de recaudación de 2023 habla de “56 millones” de diferencia que mayormente está soportado por la clase trabajadora.  En cuanto a la mencionada reforma fiscal para 2024, ha dicho que se lleve a cabo para conseguir “mayor progresividad” y para tener los “suficientes” ingresos que sirvan para soportar servicios públicos “de calidad”. De momento, y de aquí a final de año, rechazarán el Impuesto a las Grandes Fortunas que presentará el Gobierno foral, porque quieren que las personas acaudaladas “aporten más”.

Desde las filas de los grupos que apoyan al Gobierno foral, el portavoz de Socialistas Vascos, Goyo Zurro, ha destacado que se ha tenido en cuenta el contexto actual de la economía para hacer las previsiones. Las cifras de recaudación que se manejan son “sólidas”. A su juicio, “es una buena noticia” que se cumplan las previsiones teniendo en cuenta el panorama actual. Especialmente positivo es el aumento de caja para los ayuntamientos de Bizkaia. “16 millones más” que irán para los municipios este año, con un incremento en 2024 que alcanzará el “8,2%”. 

Por su parte, el grupo Nacionalistas Vascos ha destacado el incremento de ingresos con el que se cerrará este año. El cierre se ha mejorado en un “0,6%” respecto a la previsión inicial. Su portavoz, Jesús Lekerikabeaskoa, considera positivo también que Bizkaia esté en situación de aportar “24 millones de euros” al Fondo de Ajuste y que los ayuntamientos vayan a obtener más recursos económicos tanto este año como el próximo. En cuanto al “compromiso” por llevar a cabo una reforma fiscal, ha advertido que ésta tendrá sus efectos en las cuentas de 2025.