Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

Acceso miembros

Noticias

Fecha22/06/2017

Museo Encartaciones

La visión más completa sobre los últimos meses de la Guerra Civil en Euskadi

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
Enkarterri fue escenario de la última resistencia vasca en la Guerra Civil. Caída Bilbao, la comarca de Las Encartaciones sufrió durante dos meses -desde finales de junio a finales de agosto de 1937- como otras zonas del país antes, más de 300 bombardeos de la aviación italiana y alemana aliada del bando franquista que, hasta hoy, habían quedado solo en el recuerdo de los supervivientes y, además, sepultados en la memoria por el miedo a hablar. Tras un trabajo de investigación que ha durado más de un año, el Museo de Las Encartaciones, propiedad de las Juntas Generales de Bizkaia, recupera del olvido aquellos hechos trágicos, abriendo hasta marzo de 2018, la primera visión global sobre la Guerra Civil en Las Encartaciones. La exposición lleva por título “Itxaropena iñoiz ez da galtzen. Encartaciones. 1937. Los últimos meses de la Guerra Civil en Euskadi”.

Justo hoy, 22 de junio, han pasado ochenta años desde que se celebrara en la antigua Casa de Juntas de Abellaneda una reunión entre los oficiales de los batallones del ejército vasco con el fin de tomar decisiones sobre el devenir de la guerra en Euskadi. Ninguno de los que acudió a aquella histórica reunión, se podía imaginar que Encartaciones iba a ser escenario –como antes lo fue Durango, Gernika o Bilbao- de los ensayos de la aviación fascista para la II Guerra Mundial. Con sus incursiones, los aliados de Franco causaron centenares de muertos entre Muskiz y Lanestosa.

Durante los primeros meses de la guerra, la participación de los encartados y encartadas en la guerra estuvo en mano de sus gudaris y milicianos que luchaban en los diferentes frentes de Bizkaia, en las mujeres y hombres que trabajaron en las fábricas militares, y en las personas que colaboraron en los servicios sanitarios, la construcción de refugios o la acogida de los miles de refugiados. Pero, a partir de aquella fecha, con la caída reciente de la capital vizcaína a manos de las tropas franquistas -el 19 de junio-, Las Encartaciones se convirtió en frente de guerra manteniéndose así hasta el 24 de agosto, cuando cayeron las dos últimas localidades de la comarca: Karrantza y Lanestosa.

MANIFIESTO DE TRUCÍOS DEL LEHENDAKARI AGUIRRE

Fueron semanas de lucha en las que los pueblos encartados sufrieron bombardeos, movimientos de tropas, escaramuzas, represión… algo muy olvidado o tapado por tragedias de otras localidades vascas más pobladas. En este clima, el primer Gobierno Vasco se trasladó a Trucíos y allí, a finales de junio, fue cuando el lehendakari José Antonio Aguirre escribió el famoso Manifiesto de Trucíos en el que abogaba por la libertad del pueblo vasco. Pocos días después, para principios de julio, el este de Las Encartaciones había sido ocupado y la línea del frente quedaba establecida entre los montes Kolitza y Alen. Finalmente el frente cedió y el último territorio libre de Euskadi quedó ocupado.

La exposición recoge esto y muchas cosas más: los movimientos de tropas, los bombardeos sufridos, la ocupación o la solidaridad de los habitantes de Enkarterri acogiendo en sus casas a 200.000 refugiados venidos de territorios y comarcas vecinas. Fotografías, piezas bélicas, planos, vestimentas, utensilios, documentos oficiales o periódicos de la época, entre otras cosas, conforman un relato expositivo que traslada al visitante hasta el verano de aquel trágico verano de 1937.

VOZ DE LOS TESTIGOS

La recuperación de la memoria histórica tiene una parte importante en esta exposición. La muestra reserva un espacio para dar a conocer las hazañas y desventuras de los protagonistas de aquella época. El Museo de Las Encartaciones ha conseguido hasta 50 testimonios de aquellos años, que ha editado en video, y que nos hablan del paso de tropas, los bombardeos sobre población civil, trincheras, hambrunas, necesidades y conflictos políticos, pero también de solidaridad y lucha. No hay que olvidar que prácticamente todos los caseríos y casas cobijaron a vecinos de Bizkaia y Gipuzkoa, que se veían desplazados ante el empuje de las tropas franquistas. Igualmente se recoge el drama de los niños de la guerra, el papel de las mujeres, el racionamiento o el miedo de una sociedad que veía muy de cerca la inminente implantación de un régimen totalitario.

Además de los testimonios recabados, el Museo de Las Encartaciones explora en la época con la visión histórica de un grupo de expertos como Xabier Irujo, Aitor Miñambres, Iñaki Goiogana, Ascensión Badiola, Javier Barrio, Iosu Gallarreta, Javier de la Colina o Federico Rodríguez. Se han visitado archivos italianos para recabar información y se ha contado con la colaboración de la Fundación Sabino Arana, el Euskal Museoa/Museo Vasco, el Museo Memorial Cinturón de Hierro y la Asociación de Amigos de Laguardia, entre otros centros culturales.

PUBLICACIÓN Y ACTIVIDADES PARALELAS

Como complemento a la exposición, el Museo de Las Encartaciones ha editado un libro con el mismo título de la exposición que ofrece, a través de sus más de 300 páginas, una visión más completa de lo que ocurrió en Las Encartaciones durante la Guerra Civil, superando años de silencio y olvido. La publicación pretende ser el primer gran estudio sobre la Guerra Civil en Las Encartaciones y ser un punto de inicio para que se sigan haciendo trabajos de este tipo, apoyando a otros de corte local realizados hasta la época (en Balmaseda, Portugalete o Barakaldo) o a los investigadores que siguen desarrollando su trabajo en este campo.

A lo largo del año el Museo de Las Encartaciones realizará actividades de diverso tipo (conferencias, itinerarios culturales, recuperación de documentación y memoria histórica, actividades pedagógicas, etc…) que seguirán incidiendo en la recuperación de esta parte de nuestra historia hasta ahora olvidada en Enkarterri.

Galería de imágenes